No resulta fácil olvidarlo todo y empezar de nuevo,
    no resulta fácil ignorar la huella que ha dejado un beso.
    No resulta fácil, cuando se ha querido,
    encontrar de nuevo lo que se ha perdido.
    No resulta fácil, no resulta fácil,
    despertar el alma cuando se ha dormido.

    No es tan hermoso ver la luna en la ventana,
    ni está tan limpio el aire de la mañana.
    Es tu distancia estando cerca la que más duele
    Y tu mirada quieta, la que me hiere.

    No resulta fácil destruirlo todo y levantar el vuelo,
    no resulta fácil encontrar de nuevo a quien decir te quiero,
    no resulta fácil, inventarse un beso,
    ni esa playa blanca que era nuestro lecho,
    no resulta fácil, no resulta fácil,
    despertar el día con un beso nuevo.

    No hay primavera que me arrastre hasta sus flores,
    ni cantan en mi huerto los ruiseñores,
    es tu distancia estando cerca la que más duele
    y tu mirada quieta la que me hiere.
    No resulta fácil
    olvidarlo todo y empezar de nuevo.
























 

Aunque nunca tuve más

de una posibilidad entre mil,

mereció la pena intentarlo.